OBJECIÓN DE CONCIENCIA

Las opiniones que mucha gente manifiesta corrientemente acerca de la objeción de conciencia al servicio militar carecen de una adecuada perspectiva.

El fundamento de objetar la conscripción militar reside en la dignidad inviolable de la conciencia humana. Se funda en el derecho de rechazar una ley u orden que contradice los dictados de la propia conciencia.

Conciencia es el juicio moral que cada persona hace de sus acciones. Esta capacidad fundamental puede basarse en principios religiosos, filosóficos o políticos. La libertad de conciencia es violada cuando un hombre o una mujer son coaccionados a romper su fidelidad a lo que estiman moralmente válido en una circunstancia determinada.

La libertad de conciencia está reconocida en la Declaración Universal de DD.HH., en el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos y en todas las constituciones modernas. También en la Constitución chilena (artículo 19).

Son objetores de conciencia todos aquellos que han corrido el riesgo de ser condenados antes de realizar u omitir una acción en contra de sus convicciones. Este derecho es reconocido en  los países de la Comunidad Europea. En las naciones que no la reconocen, muchos jóvenes la reivindican, incluso al precio de ser encarcelados, como actualmente ocurre en Israel, e incluso en EE.UU., debido a la guerra de Irak.

Alvaro Ramis O.

Red chilena de objeción de conciencia.

Original: http://www.lanacion.cl/noticias/opinion/cartas/objecion-de-conciencia/2004-06-20/181410.html