LOS PEORES COMENTARIOS EN UNA SEMANA FATAL

Publicado en Crónica Digital.el 6 de marzo 2010

Luego del terremoto del 27 de febrero la mayor parte de los chilenos han sido capaces de revelar su voluntad de resistencia, solidaridad y coraje. Sin embargo, las crisis también suelen mostrar la sombra de los pueblos, y sus lados oscuros afloran en los tratos cotidianos, que dejan de estar regidos por la indiferencia y la fría cortesía.

El drama y la tensión aquilatan las palabras y devela en voz alta lo que se pensaba pero no se decía en público. Por este motivo, hoy podríamos elaborar un listado de las peores expresiones y comentarios que han salido a flote durante esta semana. Si se recuerda de otros apúntelos para que no se nos vayan a olvidar.

En primer lugar, lejos, el premio mayor se lo llevaría el presidente de la Cámara chilena de la construcción, Lorenzo Constans, y su inolvidable referencia a la historia de la arquitectura: “Hay edificios que están inclinados, el ejemplo más claro es la Torre Pisa que se ha mantenido por siglos en pie”. Brillante explicación a la situación de numerosas edificaciones, caras y nuevas,  que quedaron inhabitables a causa del sismo.

Otro candidato es Fernando Villegas, quién culpa de los saqueos de Concepción a “la hegemonía ideológica de las doctrinas acerca de los derechos humanos, las cuales en muchos casos -legales, judiciales, etc-  han sido llevadas a tales extremos de lenidad y obsecuencia, que entorpecen gravemente la determinación o voluntad del Estado para preservar el orden público”. Conclusión, la defensa de la propiedad privada permite (y exige) violar los derechos humanos.

Un tercer candidato podría ser el columnista del Wall Street Journal  Bret Stephens quién sin tomarse la mínima molestia en investigar la historia de Chile y el origen de su legislación en materia de calidad de la construcción asignó a Milton Friedman el rol de salvador del país. Sin mucha demora Naomi Klein le ha dejado en público ridículo al informarle desde The Guardian que el código de construcción antisísmico fue aprobado en 1972, durante el gobierno de Salvador Allende, y ya tenía antecedentes desde los años treinta, posteriores al terremoto de Chillán..

Un cuarto comentarista destacado ha sido el ministro Francisco Vidal, quien con su reconocimiento del Tsunami “aquí y en Burundi” podrá ser recordado tanto por lo extemporáneo de sus palabras como por la infinita falta de tino con que las pronunció.

¿Otros comentarios para el bronce? Complete usted mismo la lista. Con los tiempos que corren no nos van a faltar nuevos ejemplares, que nos muestren quién es quién y que piensa respecto a la dignidad humana en momentos de tragedia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s